Cómo resaltar el color natural de tu cabello

Más del 50% de las mujeres mayores de 16 años se tiñen o se han teñido el pelo alguna vez. Pero no son las únicas ya que aumenta el número de varones que se anima a los efectos de color. Mechas, reflejos, transparencias, tono sobre tono y las clásicas tinturas; cualquier técnica vale a la hora de apostar por un cambio de imagen. Aquí te enseñaremos como resaltar color natural:

Sepa cuáles son los tonos de moda y las tendencias de la temporada. Y las nuevas líneas de productos diseñados especialmente para proteger los cabellos con coloración.

Algunos eligen hacerlo por gusto

Otros, en cambio, por necesidad. Sí, por necesidad. No son muchas las mujeres que puedan resistir el instante en el que ahí, frente al espejo, descubren esa primera cana. Insolente, ella se yergue desafiante, como una señal insoslayable del paso del tiempo.

Pareciera estar saliendo desde el fondo mismo del cuero cabelludo para preguntar: ¿vas a hacer algo al respecto? ¡No! Arrancarla no, que la sabiduría popular asegura que por cada una que se corta crecen. Siempre se puede recurrir a algún producto que nos ayude a «tapar» el problemita.

Aunque claro, el consumo de este tipo de productos no es excluyente de las (y los) que tienen canas. Cada vez son más –y más jóvenes– los que recurren a la tintura, las coloraciones temporales y los distintos efectos de color para estar a tono con ‘el último’ grito de la moda.

En América latina el 68% de las mujeres de entre 16 y 65 años han usado ocasionalmente algún tipo de coloración. En la actualidad el 59% de las mujeres se tiñe el pelo. En la década del ’90 se produjo un cambio de hábitos fuerte. Antes, el concepto de color tenía que ver con teñir las canas y las mujeres comenzaban a consumir coloraciones hiperoxidativas (tinturas) a los 35 años.

Hoy está relacionado con la moda y es común ver chicas de 17 o 18 años con grandes efectos de color. La gran novedad de los últimos tiempos es que ahora el color va acompañado por el diseño de corte. Se complementan. Ninguno está concluido sin el otro.

Como sucede con todos los aspectos del maravilloso mundo de la moda, en el rubro coloración las tendencias también van cambiando. Esta temporada tiene mucho que ver con la onda vintage, la apariencia de algo viejo en productos que son nuevos. Los marrones son la vedette. Hay fríos y cálidos. Los primeros con un toque de ceniza y los otros con dorados o cobrizos.

Obviamente, para las argentinas siempre existen los rubios, que ahora se usan más neutros, sin tanta estridencia. Nosotros nos manejamos con bloques de colores para enmarcar la cara, resaltar los ojos. Son trabajos de diseño, muy diferente de las mechas tradicionales que se hacen con la gorra. Y esta combinación de colores tiene que ser estética, con una diferencia muy sutil entre tonos, sin grandes contrastes.

La clave pasa por realzar el color natural de cada persona

Las tinturas tradicionales o permanentes se usan las que se conocen como ‘tono sobre tono’: no contienen amoníaco y se van paulatinamente con los lavados por lo que no hay que estar pendientes del crecimiento del pelo para correr a retocar el color.

Estos productos no aclaran el cabello (a diferencia de las tinturas tradicionales, que pueden aclarar entre dos y tres tonos) y tampoco se pueden aplicar en cabelleras con más del 50% de canas. En lo que a efectos de color refiere, las iluminaciones lideran la lista de los más pedidos. Con gran sutileza, producen un cambio sustancial en el marco de la cara y dan un aspecto muy natural.

Pero no se trata únicamente de lucir diferente. Las fórmulas de los productos de coloración han cambiado considerablemente durante los últimos años y hoy cumplen la doble función de teñir y proteger el pelo. Con componentes como extracto de almendras, miel, Keratina, aceite de Melissa, jojoba, frutos rojos, vitamina E o filtro solar y kits, que se completan con tratamientos pre y post aplicación, otorgan más brillo y no dañan las fibras capilares.

Y además hay nuevas líneas de champúes, acondicionadores y cremas de tratamiento especialmente diseñadas para las cabelleras de diferentes tonalidades. Percibimos una preferencia de las mujeres a realzar el color de su propio pelo. Por eso es que estas líneas están pensadas tanto para cabellos teñidos como naturales.

Claro que la tintura ya no es tema excluyente de mujeres. A más de una le habrá tocado compartir la pileta de la peluquería con un caballero que se somete con paciencia al proceso de coloración. ¿Ellos qué prefieren? Depende del caso y del concepto de identificación de cada uno. Probablemente lo más visto sean las mechas más claras. Aunque también está el hombre mayor que cubre sus canas con tonalizantes o tinturas y los que recurren al efecto de «oscuritos», para disimular la cantidad de canas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *